Blog & News, SUELO PÉLVICO

LA EPISIOTOMÍA: “no tan inocente cortecito”

¿QUÉ ES?

Sí….has leído bien si, es un corte en nuestra musculatura del suelo pélvico!!!

Consiste en una incisión que realiza la matrona o el obstetra con el fin de evitar el desgarro en el momento del parto ante la expulsión del bebé o aumentar la salida del feto facilitando su salida.

Existen dos tipos de episiotomía: la medial y la lateromedial. Esta última es la que más se realiza, ya que se ha comprobado que tiene menos probabilidades de desgarro del esfínter anal, aun que tarde más en sanar.  

Las principales indicaciones de su ejecución son:

-Bebés macrosómicos (que pesen más de 4 kilos)

-Fatiga fetal o tiempo muy prolongado de la segunda parte del parto.

-Parto instrumentalizado o que cursa con complicaciones de posicionamiento del bebé.

Existen técnicas durante el embarazo que asisten de manera natural a favorecer la distensión de la musculatura del periné, para mejorar el trofismo muscular y asistir a una mayor dilatación. Como son el masaje perineal o el EPINO.

Desgraciadamente en España la prevalencia de la episiotomía (en mayor o menor medida del corte) es bastante elevada..por ese motivo muchas asociaciones están actualmente estudiando por qué en ocasiones se usa la episiotomía como norma general, ya que las razones de su aplicación no se ven justificadas en muchos de los partos.

¿QUÉ CONSECUENCIAS PUEDO TENER A CORTO, MEDIO Y LARGO PLAZO?

 Las primeras consecuencias que puedo padecer son:

Irritación de la cicatriz, lo que provoca posibles dolores al caminar, estar de pie o congestión de la vagina. Las pacientes suelen referir está sensación como un hinchazón de los labios mayores y menores provocado principalmente por el hematoma que se produce a este nivel por la intervención.

Dolores perineales: Molestias profundas o de sensación eléctrica que limitan la comodidad del día a día. Son esas sensaciones de como “si me estuvieran clavando una uña” o “me estuvieran pellizcando”.

Contracturas de la musculatura: Al existir una cicatriz ligeramente adherida, puede favorecer la aparición de contractura en nuestra musculatura superficial y profunda, provocando dolor local o irradiado hacia la cadera o zona central de nuestro periné. No sólo hay puntos tensionales en la musculatura afectada por la incisión, si no es muy común encontrarse zonas de tensión la musculatura de la hemipelvis contraria por compensación de la acción muscular ante el cierre del suelo pélvico.

Pérdida de fuerza: La debilidad muscular es un síntoma muy característico cuando la inflamación ha disminuido, ya que los músculos isquicoxígeos y transverso superficial principamente, pierden propiocepción, es decir, no “se encuentran” para mandarles la orden de contraerse. Por este motivo es MUY IMPORTANTE no realizar ejercicios de contracción a la ligera, es muy recomendable aprenderlos bajo un profesional para realizarlos correctamente.

Dolor en la relaciones sexuales: provocadas por la contracción y dolor de la musculatura incentivada por la cicatriz.

¿DE VERDAD QUE UN FISIOTERAPEUTA PUEDE AYUDARME TRAS LA EPISIOTOMÍA??

De verdad, de verdad de la buena que SÍ! Un fisioterapeuta especializado en suelo pélvico puede ayudar a multitud de síntomas provocados por una episiotomía y el postparto, mediante diversas técnicas tales como:

-Uso de radiofrencia Indiba de forma externa e intracavitaria: mejora significativamente las molestias de la paciente al igual que disminuye la sensación de ardor y dolor y evita adherencias cicatriciales.

-Técnicas osteopáticas externas e internas y de liberación fascial del periné y musculatura periarticular.

-Relajar la musculatura con estiramientos localizados en el periné y terapia manual.

-Quitar contracturas de la hemipelvis vía vaginal para liberar los puntos tensionales.

-Enseñar a contraer la musculatura correctamente y de forma coordinada, al igual que reeducar su correcta contracción de todas las fibras del suelo pélvico.

El tratamiento puede realizarse normalmente tras la cuarentena e incluso cuando han pasado años de la episiotomía! Nunca es tarde para tratarse una molestia, y menos cuando nos está limitando nuestro día a día!!

Consulta a un porfesional de la salud si te ves identificada con alguno de estos síntomas, NO son normales y SI pueden tratarse! En AKINE fisioterapia Avanzada estamos realizando actualmente valoraciones del suelo pélvico de 30 minutos de duración de manera totalmente GRATUITA!! Aprovecha y pregúntanos cualquier duda que puedas tener!! =)

SUELO PÉLVICO

PROSTATECTOMÍA Y LA FISIOTERAPIA SUELO PÉLVICO

¿Qué es una prostatectomía y por qué se realiza?

La prostatectomía es una cirugía que consiste en la extirpación parcial o total de la próstata y de algunos tejidos que la rodean. Esta cirugía se realiza principalmente de tratar el cáncer de próstata, un cáncer que desgraciadamente ha aumentado la prevalencia en nuestro país. Los factores de riesgo más notorios son: el tener antecedentes familiares, ser mayor de 50 años o consumo elevado de grasas y malos hábitos diarios.. Etc.

Se realizan varias vías de intervención:

  • Prostatectomía laparoscópica: se ejecuta mediante una incisión vía abdominal, mediante un solo corte de pocos centímetros de longitud. Es la que se utiliza más asiduamente.
  • Prostatectomía retropúbica: el cirujano practica la incisión desde el ombligo hasta el hueso púbico.
  • Prostatectomía perineal: se realiza en la zona del suelo pélvico del paciente, entre el escroto y la musculatura anal. Es una operación que, aun que es más breve, su frecuencia es menor debido a las limitaciones postquirirgicas que presenta el paciente, dado su alto grado de alteración en las estructuras del suelo pélvico.

¿Qué es la próstata?

La próstata es una glándula sexual del tamaño aproximado de una nuez. Se encuentra localizado bajo la vejiga de los hombres, rodeando el inicio de la uretra.

Su función principal, junto con las vesículas seminales, es la producción del líquido seminal. Cuando existe alguna alteración de esta estructura se ve afectado el conducto urinario y en ocasiones el paciente nota una sensación de dolor profundo, por la tensión e inflamación de la musculatura adyacente.

¿Qué síntomas puedo padecer tras la intervención?

Los principales síntomas que puede presentar el paciente tras una prostatectomía son:

Incontinencia urinaria de esfuerzo: es decir, pérdidas de orina involuntarias. Es el síntoma más característico debido a la localización de la próstata y a su relación directa con el sistema urinario.

-Chorro débil a la hora de orinar o con interrupciones.

-Polaquiuria o disuria: es decir, micción es recurrentes y en ocasiones incontrolada y sin consciencia de pérdida durante la noche o el día.

-Dolor o ardor uretral.

Disfunción sexual por la extirpación de los ganglios seminales.

-Molestias en la zona lumbo sacra, a abarcando la pelvis y las lumbares bajas.

¿Qué puede hacer el fisioterapeuta en una prostatectomía?

Lo primero de todo destacar que ciertos estudios demuestran que aquellas personas que han realizado una terapia previa a la intervención, han demostrado que la recuperación es mayor y más rápida que con respecto a aquellos que no lo hicieron. Por otro lado, es muy importante recalcar que cada paciente es un mundo, al igual que cada intervención, por lo que el tratamiento siempre tiene que ir enfocado a cada persona.

Los tratamientos que se pueden aplicar tras la intervención son:

Radiofrecuencia Indiba: gracias a su aplicación mejora el trofismo muscular y la regeneración del colágeno, el cuál favorece, junto con ejercicios guiados por el terapeuta, a la mejora de la fuerza y contención. A su vez su uso en la zona abdominal y retro púbica ayuda al tratamiento de las cicatrices y adherencias postquirúrgicas.

Neuromodulación del tibial posterior: gracias a la activación por vía nerviosa existe una conexión entre el nervio tibial y la vejiga, por la cual se favorece los reflejos de contención en los reflejos de la micción, muy indicada en hiperactividad vesical.

-Enseñar a diferenciar y fortalecer la musculatura del suelo pélvico de manera progresiva.

-Ejercicios propioceptivos: se enseñan ejercicios para la automatización de la contracción de la musculatura, no sólo en cabina, si no también prácticas a ejecutar durante las actividades de la vida diaria de cada paciente.

-Liberación de puntos de tensión en otros grupos musculares relacionados con la pelvis.

GAH: para la activación del transverso del abdomen.

-Reeducación vesical mediante un calendario miccional.

No lo dudes más y acude a una VALORACIÓN DE SUELO PÉLVICO, e infórmate de los tratamientos que puedes realizar para recuperar tu día a día!

Cesarea
SUELO PÉLVICO

La FISIOTERAPIA en la CESÁREA.

Sí, has leído bien! Las cesáreas se pueden tratar con fisioterapia. De hecho tienen muy buenos resultados!! =)

En AKINE realizamos primero una valoración personalizada del estado de la cicatriz.

Disponemos de multitud de técnicas para tratar tu cesárea como son:

Radiofrecuencia Indiba: alivio considerable de los síntomas de inflamación cicatricial, libera adherencias, mejora la cicatrización tanto a nivel cutáneo como profundo y regenera la parte de colágeno. Su aplicación unido al sistema Activ, promueve la recuperación y la fuerza, realizando ejercicios respiratorios guiados por el fisioterapeuta a la vez que la radiofrecuencia.

-Terapia manual de la cicatriz: fricciones supra e infra cicatricial, movimientos en “z”, técnicas miotendinosas, y a su vez enseñar a la paciente como poder realizarselo en casa.

-Tratamiento del suelo pélvico: como recuperación para integrar la contracción de la musculatura del suelo pélvico y del transverso.

Método Hipopresivo: para ayudar a la flexibilización de los tejidos, no solo a nivel externo, sino a nivel interno por tensión muscular y ligamentosa, gracias al tipo de respiración que caracteriza el Hipopresivo y sus posturas.

Tecnicas osteopáticas: para liberar las posibles zonas adheridas agarrotadas, usando técnicas tanto estructurales como viscerales, en función de la necesidad de cada paciente.

Tecnicas miofasciales: liberación de zonas de retracción ligamentosa y abultamientos cicatriciales.

Tras la finalizacion de las sesiones recomendadas (normalmente la media está entre 5 y 7 sesiones) se recomienda realizar ejercicios de fortalecimiento progresivos en la zona y de estiramiento de la pared abdominal siempre y cuando exista control por parte del paciente y se hayan enseñado previamente.

¡Acude a un fisio especialista para tu tratamiento postparto!